Un paseo por la LIJ: “Música para melocotones”

“El ramo de margaritas aún tiene perlas de riego cuando lo entrego a golpes sobre cabezota de Salva. Carreras y risas. Ha desaparecido el relámpago de mis ojos; apenas quedan unas nubes que dan un toque de miel a mi mirada (no es Salva el único, yo también tengo unos ojos bonitos).”

Página 90

La pluma de los sueños: Marisa López Soria

Foto de Frédéric Volkinger

Marisa López Soria (Albacete, 1956) es una escritora reconocida dentro del panorama nacional por su característica voz dentro de la Literatura Infantil y Juvenil (LIJ), como así lo atestigua su dilatada y exitosa carrera, pues ha recibido premios como el Premio Nacional de Narrativa del Ministerio de Educación y Ciencia (1986) o el Premio Lazarillo (1996). También se ha acercado al género de la poesía con publicaciones como Chocolate y besos (2017) u otros a los que se puede acceder desde su web personal. Pero hoy, estamos aquí para despedir el año con Música para melocotones, una novela juvenil que poco tiene que ver con esta sabrosa fruta, si no que es una revisión de una obra anterior Se ofrece chico, publicada por Edebé en 2000 y que tuvo más de 15 ediciones, siendo el único libro de la autora con hasta cuatro portadas diferentes. Con Música para melocotones, gracias a ediciones DiQueSí que compra los derechos, amplía los diferentes temas que tocaba en esta primigenia versión, acercándolo a la realidad que vive la juventud en 2019 y nos adentra en la efervescente adolescencia, recordándonos qué es la época del cuestionamiento y donde se forman el ser y sus afectos.

El patio de nuestro recreo

¿Y si volviésemos al patio donde durante tantos años fuimos niños? ¿Dónde empezaron nuestras primeras amistades y “amores”? Y si de repente, esa persona que siempre estuvo a nuestro lado empieza a brillar, a mostrar una voz propia, a madurar en definitiva y a buscar su independencia. Salva León, hijo de madre soltera y un gran apoyo para esta, decide que es hora de empezar a sufragar sus gastos y toma ejemplo de su amiga de toda la vida Cristina, la que lleva ya un tiempo ejerciendo como canguro. Ella será quién le ayude a aupar el inicio de su “carrera profesional” y también la que le enseñe primeros auxilios.

La futura pareja de “amantes estelares” mantendrá una diálogo continuo sobre la igualdad de género y el imperante sexismo que aleja al hombre del papel de cuidador, así como arduas discusiones sobre el papel de Salva como narrador y transmisor de aquella tradición oral de la abuela Candelaria que, por ser tradición, relega a la mujer o la retrata desde las más oscuras pasiones. Todo tratado desde el humor, desde el momento en que Salva se convierte en un cuentacuentos excepcional para los pequeños y comienza a cuestionarse su pensamiento, no solo gracias a Cristina, sino también al ver la actitud de algunos de sus compañeros en clase y a las continuas conversaciones con su madre. Él, un chico sensato y algo ensimismado, entenderá la necesidad de ser el primero en desterrar los viejos canones y hacer ver que la sensibilidad es también un sentimiento de hombres o que ayudar en casa es lo natural, aunque a veces parezca un poco vago.

Entre momentos de descubrimiento inocente y desengaños, es Suso quién sufre los males del “primer amor” o “relación tóxica” con Sonia, una chica más interesada en la velocidad que en los libros, que enloquece a Suso y lo aleja en cierto modo de Salva, a medida que este también se acerca a Cristina. Él encarna al chico más “machote” que no llora y que se muestra duro, pero que irá perdonando su situación personal tras conocer al anciano Gabriel y comprender un poco más a la pareja, volviendo a hacer sus bromas de mal gusto.

Respecto a la estructura de la novela, vemos como esta se divide en una primera parte contada por Salva, una segunda contada por Cristina y una última por una voz exterior que reproduce la relación entre los tres amigos, una vez superados los obstáculos propios del amor adolescente. Este perspectivismo nos ayuda a entender los cuestionamientos de los “amantes estelares” dentro de una prosa casi lírica que juega con el lenguaje más claro y sencillo y con algunas expresiones propias de las tierras del sur. Sin duda, es un perfecto ejemplo de novela infantil y juvenil para aprender en familia y de manera lúdica y, en ocasiones, humorística sobre cómo organiza la sociedad los roles de género y por dónde empezar a cambiarlo, así como da importancia -aún dejándolo en el aire- a las segundas oportunidades en la vida, de crear nuevos lazos familiares entre las personas mayores que viven o entre aquellas personas adultas que empiezan a vivir su vida de nuevo y de encontrar nuevas maneras de pasar el tiempo con los que quieres.

Ediciones DiQueSí

Ediciones DiQueSí es una editorial dedicada a la publicación de libros de jóvenes para todas las edades que nace en 2013. Su intención primordial es establecer un nexo entre la literatura de adultos y niños, publicando para el “mientras”, en esa época donde todos andamos un poco pez a la hora de escoger lecturas, creando libros-objeto con un aspecto atractivo y colorido que en sí insertan ilustraciones, así como desarrollando temas interesantes para estas edades y que precisan de diferentes tratamientos. Cuenta entre sus filas con escritores de la talla de Jordi Sierra i Fabra o, la ya presentada, Marisa López Soria.

Ilustraciones de Gabriel Galindo. Retrato de Frédéric Volkringer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s