“La poeta que nos alumbró”, una relectura de Safo

Hoy no hay títulos, ni subtítulos, Safo será la protagonista en este 8 de marzo “Día de la Mujer”, porque su verso era libre y su lectura es nuestra raíz.

Dulce madre, que no puedo en verdad

tejer esta labor:

el deseo de una joven me tiene dominada

por culpa de Afrodita la sutil.

Labor de Afrodita, fragmento 67.

Hace poco, la editorial Acantilado nos traía una nueva edición de los poemas de Safo, tal y como se encontraron, con esos corchetes que los fragmentan y bajo la cuidada traducción de los dedos rosados de Aurora Luque, poeta y traductora que renueva la métrica clásica de la ya mitológica figura y su lenguaje, actualizando y acercándonos el texto para que seamos capaces de sentir como la primera de las poetas que firmó con determinación su obra.

En ‘Poemas y testimonios’ se entrecruza el yo-lírico, de una poeta aún viva en todas nosotras, con la leyenda y el yo-público, pues los testimonios parten de la pluma y de las bocas de sus coetáneos y no tan coetáneos, los cuales se caracterizan por emitir juicios subjetivos sobre el modo de vida de la misma, así como sobre la estela de su leyenda. Si bien es cierto que todos los datos que poseemos nos llevan a un callejón donde no podemos separar la realidad y la ficción, en el que lo único que sabemos es que en sus versos encontramos la génesis de la poesía escrita por mujeres, nuestra forma de sentir la vida y la sexualidad.

Safo sin reconstruir, sin tapujos, expuesta en una poesía desgajada- – la que conservamos, sonora– y sensual que nos atrapa, nos enternece y nos hace cuestionarnos si ella fue la verdadera inventora de la poesía lírica, puesto que su sensibilidad era inaudita en un tiempo de poesía épica, en un tiempo donde la poesía era desterrada a favor de las literaturas miméticas.

Aquí, en estos versos, se nos abren las carnes esperando la respuesta de los dioses: “Cubre los ojos, de noche, el negro sueño” (Fr. 100).

Indiscutiblemente, la negra noche es la muerte, pero en el plácido momento del sueño nos encontramos cuando pisamos con sus sandalias: “Sufres olvido de mí, / o amas a otra persona/ distinta de mí” (Fr. 80). Versos que nos traen a una realidad cercana, ese momento en qué nos cuestionamos si quién nos ama, no siente algo por una figuración de nuestra personalidad o se está alejando irremediablemente. En estos segundos líricos, Safo va construyendo nuestra identidad poética, en un tiempo donde se cantaban las bodas y las edades de la vida en Adolescencia: “Virginidad, virginidad, ¿adónde vas después de abandonarme? – Ya nunca volveré a ti, ya nunca volveré” (Fr. 63). En estos, una voz joven se despide de su inocencia física en edad temprana, algo que nunca se recupera.

Y entre dioses y leyendas, invocaciones, se nos acercan realidades y sentencias, sobre la justicia y la prudencia, en fragmentos como el 107, titulado Safo aconseja: preciso es vigilar / la lengua que ladra atolondrada“. Pues nadie más que ella debió saber lo que es ser juzgada y los efectos de la envidia y de la cólera, como bien muestran los testimonios que se nos regalan al final, todo matizado con las anotaciones de la traductora para que no nos perdamos en los corchetes y para que conozcamos los márgenes de las mismas declaraciones.

Pero, sin duda, yo me quedo con las palabras del geógrafo Estrabón sobre la mitológica poeta:

En la misma época que ellos [Alceo y Pítaco], floreció también Safo: qué cosa tan digna de admiración. Hasta donde alcanza la memoria no sabemos que haya surgido una mujer que rivalice con ella ni de lejos en la fascinación de su poesía.

Y con los siguientes versos de ella que aún resuenan en mi cabeza:

Según mi pena, que fluye gota a gota.

Al que hace reproches, que los vientos lo arrastren y los desvelos.

Fragmento 17.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s